Averigua cómo puedes ampliar la memoria RAM de tu portátil

Si deseas optimizar el rendimiento de tu computadora, bien sea de sobremesa o portátil, tenemos una serie de portátiles al mejor precio para que puedas ampliar la memoria RAM, por tratarse de un componente que requiere ser revisado con frecuencia, al igual que los SSD.

Para que sepas con exactitud cómo aumentar la memoria RAM de tu laptop, primero debes tener a tu alcance todas las características del dispositivo que estás utilizando, a fin de determinar qué aporta en realidad a tu equipo y en un futuro, puedas elegir la que más te convenga.

Ten en cuenta la capacidad

Al momento de optimizar el funcionamiento de tu ordenador, la capacidad de la memoria es un elemento determinante. Considerando el uso que le otorgarás, si sólo te limitarás a una función básica como la navegación en la web o la edición de algún archivo, puedes seleccionar una de 8 GB. En el caso de los gamers y demás profesionales, lo ideal es que opten por 16 GB, incluso hasta más.

Aunado a ello, averigua cómo puedes ampliar la memoria RAM de tu portátil. En primer lugar, debes precisar si te hace falta más capacidad en tu computadora personal y de ser así, definir cuánto espacio en memoria requieres. Dirígete al administrador de tareas, si se trata de Windows o al Monitor de Actividad si utilizas Linux y chequea cuánto consumes diariamente en cada uno de los trabajos que realizas en tu PC.

Cuando hayas anotado este dato, selecciona módulos semejantes para ampliar la capacidad, es decir dos de 4 GB y aprovechar ambos canales en lugar de usar una memoria de 8 GB. Recuerda que todo depende del sistema operativo y de las especificaciones de tu equipo, por lo cual influye la compra inicial. Otra recomendación está dirigida a que verifiques el chipset que contiene la placa base, en especial el número y la capacidad interna de los chips.

Identifica los tipos de memoria

También, es crucial que te cerciores del tipo de memoria que puedes emplear y la compatibilidad de la misma con la placa base. Recuerda que hay unas específicas diseñadas para portátiles que no sirven para un equipo de escritorio. Además, examina si es de generación DDR4, a fin de que aproveches el consumo y la velocidad del dispositivo.

Revisa la frecuencia

Una de las características técnicas de mayor importancia, es precisamente la velocidad o la frecuencia de la memoria RAM. La medida reflejada en MHz es la que le otorgará un mayor rendimiento a tu equipo. Esta cifra debe ser alta y por supuesto, compatible con la placa base. Paralelamente, explora la configuración de la BIOS para confirmar si se encuentra actualizada.

Verifica la latencia

La latencia es un parámetro que influye en el rendimiento y en la eficiencia. Mientras menor sea el valor de la misma, muchísimo mejor. Las especificaciones de las siglas CL9, CL8 o CL7 responden a este parámetro que no debes pasar por alto, al igual que el voltaje.

Cuando vayas a instalar una memoria nueva, deberás configurar la frecuencia y todos los indicadores necesarios para que el rendimiento sea elevado. Antes de proceder con cualquier modificación en tu equipo, revisa el panel de control y confirma la capacidad.

Para efectos de instalación de este dispositivo, puedes acudir a orientación profesional, ya que en los equipos portátiles, suele ser un poco más complejo. El hecho de añadir más RAM hará que tu ordenador sea más rápido, combatiendo la lentitud que interfiere con tus tareas cotidianas.